Griezmann pide el cambio


Antoine Griezmann ha jugado el 90% de los minutos del Atlético de Madrid en esta temporada, siendo el 2º jugador con más carga del Atlético de Madrid.

Antoine Griezmann está agotado. El francés está pagando el ser el jugador más diferencial del equipo colchonero, llegando a este mes de enero con claros síntomas de agotamiento. El francés ha pasado de un inicio de temporada demoledor, donde parecía tener una marcha más que el resto de compañeros y rivales, a un presente con chispazos de gran calidad sin regularidad. Y lo cierto es que esto llega en el peor momento posible para el Atleti, cuando en apenas 3 semanas se juega su presencia en todas las competiciones, sobre todo en Copa y Champions.

Solo Witsel supera a Griezmann en contribución de minutos jugados esta temporada. El belga ha disputado 2708 minutos, mientras que Griezmann ha estado sobre el verde 5 minutos menos, 2703. Una carga de minutos acentuada en este último mes de competición con hasta 10 partidos, donde el Atleti se ha jugado 2 títulos (Copa y Supercopa) y el poder seguir con opciones en liga, donde se mantiene a 10 puntos del líder. Un mes donde Simeone se ha visto obligado a tirar de rotaciones, un carrusel en el que Griezmann, ha parecido no entrar.

En todos los partidos, menos en el encuentro ante el Rayo y en el de Copa ante el Lugo, Griezmann ha sido titular, teniendo que salir en ambos desde el descanso para tratar de ganar el partido. Incluso, en el encuentro de Copa del Rey ante el Real Madrid tuvo que jugar los 120 minutos, sumando una carga extra a la ya alta carga que llevaba sobre sus piernas.

Un desgaste que afecta de cara a puerta

El desgaste de Griezmann afecta en el aspecto creativo y de ayuda en la salida de balón del conjunto colchonero,. Lejos queda ese ‘7’ que apoyaba desde abajo para llevar la pelota desde la defensa hasta el área contraria. Ahora se ve un Griezmann fundido a partir del minuto 60 que apenas puede dar más que tirarse a la banda izquierda en busca de un balón que colgar o una jugada combinativa que comandar.

Pero este desgaste no solo afecta a la zona creativa. Griezmann ha bajado su rendimiento goleador respecto a lo que nos tenía acostumbrado al comienzo de temporada. En este nuevo año solo ha conseguido ver puerta en 2 ocasiones (Real Madrid en Copa y Supercopa). Una sequía goleadora que se extiende aun más en liga. Desde el partido ante el Getafe, el 19 de diciembre, lleva sin perforar la red rival en la competición doméstica.

Aun así, los destellos del francés siempre aparecen y ahora lo hacen en forma de asistencias. Tras un año donde esa faceta de ‘Grizzi’ no estaba saliendo a relucir, apenas dos asistencias en 4 meses, se ha vuelto a destapar como un gran pasador con 5 pases de gol (Girona, Real Madrid, Granada, Valencia y Rayo Vallecano). Pequeños chispazos que han ayudado a sacar victorias al equipo colchonero y que evidencian aún más la dependencia de Griezmann que sufre el Atleti.

Un calendario muy agotador

El calendario no da tregua al Atleti en este mes de febrero. Cinco partidos le esperan al conjunto rojiblanco en los próximos 21 días, donde el Atleti volverá a jugarse dos títulos por el camino. El miércoles 21 de febrero viajará a Milán para disputar el primer encuentro de octavos ante el Inter. 8 días después, se trasladarán a Bilbao para jugar el partido de vuelta de semifinales de Copa del Rey ante el Athletic. Dos partidos de suma importancia y que necesitarán del mejor Griezmann para que el Atlético de Madrid pueda optar a levantar un nuevo título.

Related Post