AFICIÓN DEPORTIVA BALONCESTO,NBA James Harden y los Clippers: La Revolución del Sistema en la NBA

James Harden y los Clippers: La Revolución del Sistema en la NBA


La andadura de James Harden en Los Ángeles Clippers comenzó con numerosas dudas y críticas de diversos sectores, pero el equipo ha logrado darle la vuelta a la situación y son uno de los contendientes al título a estas alturas de la temporada.

No existe polémica sin James Harden, ni Harden sin polémica. Un jugador caracterizado por su individualismo y egocentrismo dentro de la cancha y sus controversias fuera de éstas. Desde sus múltiples puestas en rebeldía para abandonar a sus franquicias hasta su detención en Francia por posesión de cannabis, el actual base de Clippers se encuentra siempre en la mira de los medios de comunicación y aficionados.

Drafteado en 2009 por Oklahoma City Thunder, formó un trío imparable junto a Russell Westbrook y Kevin Durant del que la liga no era consciente todavía en esos tiempos. En 2012 se unió a Houston Rockets, denominado por muchos el “equipo de sus amores”, donde creó un legado inolvidable para la historia de la franquicia, pero no libre de polémicas con sus presiones para fichar a estrellas como Russell Westbrook y Chris Paul o su polémica salida del equipo que le dio todo lo que estaba en su mano para conseguir su deseado anillo.

Fatigado de vivir temporada tras temporada la misma historia y siendo conocedor de que los años para conseguir el ansiado trofeo que se le resistía estaban agotándose lentamente, Harden vio en Brooklyn la oportunidad de alcanzar la cima junto a Kevin Durant y Kyrie Irving. El big-three de Nets era imparable cuando jugaban juntos, pero las lesiones impidieron mostrar su máximo nivel, y es que tan solo jugaron 16 partidos juntos, con un récord de 13 victorias y 3 derrotas. Presenciando esta situación, Kyrie Irving fue el primero en abandonar el barco, poniendo rumbo a los Dallas Mavericks de Luka Doncic, Kevin Durant le siguió mudándose a Arizona, y Harden, al verse completamente solo, decidió abandonar también el efímero equipo de los Brooklyn Nets.

Debacle en Philadelphia

En 2022, el equipo de Nueva York traspasaba a James Harden a Philadelphia 76ers, la que para muchos era la última oportunidad de la “Barba” para hacerse con el anillo que tantos años llevaba persiguiendo, junto a un gran Joel Embiid en el mejor momento de su carrera, parecía que todo iba sobre ruedas, pero de nuevo las lesiones y la falta de química en el equipo sembraron el caos, que detonó con la forzosa salida de James de Pensilvania.

A sus 34 años, Harden no tiene muchas balas por desperdiciar y se encuentra dentro de una ruleta rusa llamada Clippers, una franquicia que nunca ha ganado un título de la NBA y conocido por sus constantes caídas en Play-Offs. Dejaba claras sus intenciones en su llegada a Los Ángeles autodenominándose como pieza clave del proyecto: “No soy un jugador de sistema, yo soy el sistema”. Un equipo formado por James Harden, Russell Westbrook, Paul George y Kawhi Leonard parece imposible que tuviese un fatal desenlace, pero con los fantasmas del pasado de Brooklyn, los periodistas y seguidores del baloncesto dudaron de su efectividad a largo plazo. El inicio de este big-four fue desastroso con un récord de 5 victorias y 8 derrotas en sus primeros 13 partidos, pero parece que algo cambió en la mentalidad del vestuario, y es que actualmente se encuentran con un récord positivo de 26 victorias y 5 derrotas desde su última caída.

¿Son Los Ángeles Clippers candidatos al anillo?

Con el actual estado de forma de los angelinos se hace imposible no añadirlos a las quinielas como posibles ganadores del anillo de la NBA esta temporada. Se encuentran actualmente en la tercera posición de la Conferencia Oeste, a una victoria de colocarse con el mismo récord que el actual líder, Oklahoma City Thunder. Queda por ver si son capaces de mantener esta regularidad en Play-Offs y así conseguir darle a la franquicia el primer título de su historia y una gran alegría a sus fans.

Related Post