Luka Modric, todo corazón


En la noche del sábado (hora peninsular) se pudo presenciar el partido entre Real Madrid y FC Barcelona en territorio americano, y como se pudo comprobar, la rivalidad entre ambos clubes traspasa más allá de las fronteras españolas.

Las entradas para poder asistir al partido dentro del estadio oscilaban entre los 205 y 1.344 dólares, sin tener en cuenta las 40 entradas de lujo en asientos sobre el césped que costaban entre 2.500 y 3.102 dólares. Una diferencia gigantesca respecto a otros duelos. Sin ir más lejos, en el Real MadridManchester United de Houston, las entradas oscilaban entre los 135 y 661 dólares, mientras que el Milán – Barça que se jugará en Las Vegas el próximo 1 de agosto cuestan entre 99 y 498 dólares.

El bonito gesto del croata

Está claro que el mundo del fútbol no se adapta a cualquier bolsillo, y es aquí cuando aparece la figura de Luka Modric. El jugador croata regaló dos entradas para poder disfrutar de El Clásico en Dallas a una aficionada que no podía permitírselo económicamente.

«Luka Modric fue lo suficientemente amable como para regalarme dos entradas para ver el Clásico en Dallas; él debió leer que no podía permitírmelo en ese momento y se preocupó para que todo esto sucediera para mí», contaba la afortunada aficionada. También contaba que su hermana es aficionada del FC Barcelona y que también pudo disfrutar de la victoria culé gracias al buen gesto del croata.

Una vez más, Luka Modric nos demuestra que es más grande fuera de los terrenos de juego que dentro de ellos, cosa que ya es muy difícil.

Related Post